Fundación Judaica

Fundación Judaica es una concepción inclusiva del Judaísmo que contiene a toda la cultura de un pueblo. Es una civilización multidimensional, plural y diversa; con un modelo organizacional para operarlo: una RED.

Es Continuidad y transmisión. Aceptación de las diferencias. Respeto por la singularidad.
Responsabilidad y compromiso cívico activo: 
la ley como pacto. Esfuerzo y trabajo. Torá y mitzvot. Textos y prácticas. Espiritualidad. Derechos Humanos.

Propone una alternativa espiritual en la Argentina, que posibilite desarrollar nuestra civilización judía.
Promueve el conocimiento más profundo de la cultura y tradición y el fortalecimiento de los vínculos con Israel.
Abre a una práctica de integración activa, con todos los sectores afines de la sociedad; educando en el protagonismo de una ciudadanía responsable.

¿Cómo funciona?
Es una RED donde lo que entendemos como comunidad no son las instituciones sino una articulación de instituciones que genere un espacio virtual de circulación que es la comunidad.

¿Por qué una red?
Porque una RED propone un diseño inteligente, interactivo, articulado y efectivo de las instituciones. Cuanto más amplia y más diversa es la RED, mayor diversidad conceptual de prácticas y de participación, mayor masa crítica de personas que se identifican con el Judaísmo, que lo hacen vivir, que lo hacen florecer y que lo multiplican.

“Es hora de asumir un protagonismo conjunto: no apoyemos la Red Judaica, seamos parte de ella” 
Rab. Sergio Bergman


La Red y los Nodos
Pensar en Red significa estar dispuestos a gestionar relaciones sin egoísmo, compartir conocimientos y experiencias para enriquecer la Cultura en la que todos abrevamos; y encarar proyectos con la solidez y contención que la suma de nuestros pares nos brindan. Ser en Red nos ratifica que la irradiación que se expande es mayor a la suma de sus partes, acotando restricciones, fomentando creatividades, y siempre forjando el orgullo de pertenecer mientras se alcanza un posicionamiento diferencial.


La Red Judaica es una estructura descentralizada de organizaciones a las que llamamos Nodos, que funcionan coordinadas bajo pautas de funcionamiento libremente aceptadas, y valores y objetivos comunes.
Nodo es aquella estructura que a partir de la existencia de objetivos propios, asignación y definición presupuestaria, presenta entidad suficiente para ser parte directa de la red.
Los Nodos pueden presentar distintas categorías conforme su grado de autonomía o independencia formal, jurídica u organizacional. También pueden ser Nodos internos de la red o Nodos que trabajan con la red, en una suerte de adhesión programática.

VALORES ÉTICOS E IDEOLÓGICOS DE LA RED JUDAICA:

-El Judaísmo es entendido como una civilización cultural amplia, plural, diversa, originada en una cosmovisión religiosa del monoteísmo humanista y ético, sostenida y regulada en una praxis existencial de observancia religiosa, basada en la revelación de la Torá y en el cumplimiento de las Mitzvot; y extendida a expresiones culturales, sociales e institucionales, que tengan una forma organizacional que la represente en el seno de la comunidad judía.

-Toda práctica sociocultural, educativa, deportiva, religiosa e institucional de judaísmo que adquiere representación comunitaria es entendida como expresión auténtica y legítima de nuestra cosmovisión judaica, donde ninguna parte representa al todo y la articulación en red expresa una unidad en diversidad, que mantienen la continuidad milenaria del imaginario colectivo de pertenecer a un mismo pueblo desde diferentes expresiones culturales.

-La observancia religiosa de la red, adquiere una dimensión transdenominacional y aspira a superar las denominaciones y coexistir en un marco de pluralidad de interpretaciones rabínicas, de la tradición escrita y oral, de los códigos y prácticas religiosos, en su devenir a través de las generaciones, latitudes e instituciones del judaísmo. Desde el punto de vista del reconocimiento de la autoridad rabínica por parte de la Red Judaica, se aceptará en ese carácter al Rabino ungido como tal a través del proceso de recepción de la Smijá, con un criterio amplio respecto de su origen.

-Afirmamos la normatividad del judaísmo en una praxis de sentido existencial, que se desarrolla en un marco social y comunitario que asegura la coherencia de sus miembros entre su decir y hacer, como al mismo tiempo habilita las autonomías personales y familiares, donde la libertad se ejerce con responsabilidad y las prescripciones son orientaciones educativas y formativas, para elegir desde un saber de nuestras fuentes y un asumir de forma autónoma las practicas judaicas que definen la propia identidad en el seno de una red comunitaria que la reconoce respeta y valora en su articulación.

ir al sitio de Judaica
by juliandondero@gmail.com