Iamim Noraim


¨El judaísmo es la religión del tiempo que aspira a la santificación del tiempo. A diferencia del hombre mentalmente dominado por el espacio, para quien el tiempo es invariable, iterativo, homogéneo, para quien todas las horas son iguales, cual caparazones vacíos en su carencia de calidad, la Biblia percibe el carácter distintivo del tiempo. No hay dos horas idénticas, cada una es única y especial en un momento dado, exclusiva e infinitamente preciosa.
El judaísmo nos enseña a mantenernos adictos a la santidad en el tiempo, a sentirnos ligados a los acontecimientos sagrados y a aprender a consagrar los santuarios que emergen del grandioso fluir del año. Según los rabinos de la antigüedad, no es la observancia del Día del Perdón, sino el día en sí mismo, la “esencia del Día”, que con el arrepentimiento del hombre expía los pecados de éste.¨
Abraham Joshua Heschel
El Shabat: Su sentido para el hombre moderno.


by juliandondero@gmail.com